Make your own free website on Tripod.com

El perfil del profesional abogado

 

Frente al nuevo milenio en sus diversos roles como abogado, juez, fiscal, servidor público, asesor de empresas, legislador o académico implica necesariamente correspondencia con las demandas y necesidades de su sociedad y su país.

 

LA BASE DE ESTE PERFIL ESTÁ SOSTENIDA EN EL CARÁCTER SOCIAL Y HUMANISTA DEL ABOGADO, con una plena identificación con el interés nacional, la soberanía, el patrimonio nacional y el bienestar del pueblo siendo partícipe y constructor de un sistema judicial transparente, ágil y sobre todo alejado de todo elemento e instrumento ligado a la corrupción.

 

El abogado debe convertirse en un ejemplo de defensa de la libertad en todas sus manifestaciones, así también debe ser defensor de las garantías y los derechos ciudadanos y constitucionales y conductor de una participación ciudadana cada vez más amplia y democrática en un marco de integridad y seguridad nacional y ciudadana.

 

El abogado humanista no debe dejar de lado su compromiso ineludible de ser portavoz de la Socialización del Derecho participando en el proceso de concientización del ciudadano sobre sus derechos y garantías.

 

En consecuencia, el profesional abogado que brindamos a nuestra sociedad es un profesional humanista y un agente de la libertad en su más amplia expresión democrática, su valor es poner el Derecho al servicio del pueblo y de la Patria en un ambiente de bienestar, paz y justicia.

 

En el plano académico debe contar con una base sólida que le brinde una visión lo más amplia posible del Derecho, pero sin olvidar que la especialización, por la amplitud de nuestra ciencia, es ineludible en los tiempos actuales.