Make your own free website on Tripod.com

El trabajo en la doctrina cristiana

El trabajo como necesidad vital

Trabajo.  Es una necesidad vital que contribuye a la perfección del propio hombre. (Concilio Vaticano Segundo,  Documentos completos,”Constitución de la Iglesia en el mundo actual”, Sección II, “Algunos de los Principios…”, No.- 67, pagina 186, 1966).  

 

El trabajo “es una segunda creación en el seno de la creación misma” (Alonso Olea, M., Introducción al Derecho del Trabajo, Bs. As, Argentina, Depalma, 1974, pagina 22).

 

Es una necesidad vital porque sino trabaja muere, y si muere no cumplirá la misión para el cual fue creado: recrear la creación del Señor. Ya que, en el mismo Edén fue puesto “para que lo cultivara—ut operatur—  y lo cuidara,” (Biblia, Génesis, Capitulo 2do, versículo 15) y al cultivar la tierra, estaba, también, creando.

El trabajo como servicio

Santo Tomas de Aquino decía que el trabajo es un servicio del Altísimo que hizo al hombre y éste debe retribuir, también, sirviendo, con el fin de disciplinar la moral. (Marc, Jorge Enrique, Introducción Al Derecho Laboral,  Buenos Aires, Argentina, Depalma, 1979, paginas 6,7)

 

Es un servicio, por que, Dios nos sirvió al darnos la vida, y el hombre debe agradecer este servicio, sirviendo a su Dios: trabajando.

 

Por eso destaca Tomas los fines del trabajo:

1.       Proporcionar al hombre  lo necesario para el mantenimiento de su vida.

2.      Matar la ociosidad.

3.      Refrenar los apetitos desenfrenados del alma (concupiscencia).

4.      Colocar al hombre en la situación de dar limosna.

 

Cerrar esta ventana